La segunda generación del internet

El “hype” del Bitcoin como criptomoneda es entretenido, todo este “sueño utópico libertario del Silicon Valley” es romántico y salvaje también. Por eso me parece que nunca es tarde para aprender… además no escarbar cómo funciona el comercio y la economía durante esta burbuja, en este momento de la humanidad es más o menos igual a tener el cerebro muerto.

“One hand, one million dollars, no tears” — Salomon Brothers.

Night singer of shares

Wikipedia – Night singer of shares

Sabemos que Bitcoin (BTC) es una criptomoneda, un activo digital diseñado para funcionar como un medio de intercambio. Bitcoin “no depende” de las autoridades centrales y tradicionales para controlar su creación y administración.

Cypherpunks

El presunto creador bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto integró muchas ideas existentes de la comunidad cypherpunk al crear Bitcoin. Podemos decir que un cypherpunk es cualquier interesado en el uso generalizado y proactivo de la criptografía fuerte y las tecnologías que ofrecen privacidad como una ruta para el cambio social, político y económico. Los cypherpunks tienen un movimiento activo desde finales de los años ochenta.

¿Por qué hay personas que tienen muchos Bitcoins?

La gran mayoría de personas que tiene bastantes Bitcoins ahora es porque compró cuando el valor del precio era bajo y rondaba los $200 o menos.

Básicamente, cuando se cree estar en lo mejor de la burbuja es cuando la gran mayoría de personas compra Bitcoins por primera vez, esto es algo que se puede notar cuando el valor del Bitcoin rondaba los $1000.

Volatilidad del precio y la naturaleza humana del pánico

  • Si las personas compran muchos Bitcoins en un periodo dado, entonces el valor del precio aumenta.
  • Las personas tienden a vender sus acciones/Bitcoins cuando el mercado cae en un cierto porcentaje.
  • Tendemos a comprar algo cuando es popular, por eso cuando el precio cae la respuesta natural del pánico impulsa a las personas a vender a un precio bajo.

¿Cuándo es el buen momento para comerciar?

  • La primera regla es: Trate de comprar cuando el precio es bajo y trate de vender cuando el precio es alto, siempre tenga en mente que el objetivo es maximizar las ganancias y minimizar el riesgo.
  • En general, la mentalidad “compre y espere” parece que nunca funciona bien para un inversionista, usualmente terminan perdiendo.
  • Acumule a largo plazo cuando el precio es bajo, cuando hay un valor con el cual usted de hecho si puede “jugar”.
  • Poco cuando el valor del precio muestre patrones de ruptura justo cuando el precio es alto.
  • Intercambie altcoins (monedas alternas) volátiles con la mentalidad de aumentar su propia tenencia de Bitcoins.
  • Trate de comprar cuando hay pánico masivo: Tenga confianza pero también tenga calma y administre bien el riesgo, recuerde, usted ha decidido invertir justo cuando las cosas están realmente feas.
  • Manténgase alejado cuando hay mucha agitación/fluctuación en el valor del precio.

En realidad todo este “hype” me recuerda las afueras del BCR en los 80’s, de pequeño me acuerdo escuchar gente comerciando dólar:

vendo dólar... vendo dólar... vendo dólar...

“Greater fool theory”

En el mercado bursátil, la teoría del tonto más grande se aplica cuando muchos inversores hacen una inversión cuestionable, con la suposición de que podrán venderla más tarde a “un tonto más grande”. En otras palabras, compran algo no porque creen que vale la pena el valor del precio, sino porque creen que podrán venderlo a otra persona a un precio aún más alto. También se llama inversión de sobrevivientes. Es similar en concepto al principio del concurso de belleza keynesiano de invertir en acciones.

¿Pero cuál es el atractivo de Bitcoin?

Su atractivo es muy similar al del oro, pero sin los inconvenientes que tienen los metales preciosos: debido a que no es necesario pagar grandes sumas por almacenar criptomonedas de forma segura en cualquier cantidad, se pueden transportar instantáneamente y de forma libre a cualquier parte del mundo, se pueden lograr tener y administrar en completo anonimato… donde ningún ente regulatorio, ladrón o atracador te los pueda quitar o robar. Aunque queda mucha tela por cortar y ver si los reguladores, los piratas informáticos o los fraudes puedan encontrar formas “creativas” de hacerlo.

Se ha dicho que al colocar un límite fijo en el número de monedas, la cantidad de Bitcoins en circulación eventualmente no va poder seguir el ritmo del crecimiento en la producción mundial de bienes y servicios, así como tampoco lo logró el oro, ni tampoco la plata durante la Revolución Industrial, lo que los obligó a abandonarlo como base monetaria, mas de un siglo atrás. Si la comunidad Bitcoin puede reconocer ese defecto y permitir que el número en circulación crezca a la misma velocidad que la producción (y solo a esa velocidad)… puede ser que el Bitcoin se llegue a convertir en la moneda “perfecta”.

Deflación

La deflación o inflación negativa, en economía, es un descenso generalizado y prolongado -como mínimo, dos semestres según el FMI- de los precios de bienes y servicios motivado por una atonía de la demanda y un exceso de las capacidades productivas (oferta). La deflación normalmente está asociada a las recesiones y a las crisis económicas y financieras.

Debido a que la base monetaria de los Bitcoins no se puede expandir, la moneda estaría sujeta a una severa deflación si se llega a utilizar de manera amplia.

Economistas Keynesianos

Los economistas keynesianos sostienen que la deflación es mala para una economía porque incentiva a las personas y las empresas a ahorrar dinero en lugar de invertir en empresas y crear empleos.

Escuela de Pensamiento Austriaca

La escuela de pensamiento austriaca contrarresta esta crítica, alegando que como la deflación ocurre en todas las etapas de la producción, los empresarios que invierten se benefician de ella. Como resultado, los ratios financieros de ganancias tienden a permanecer igual y solo cambian sus magnitudes.

En otras palabras, en un entorno deflacionario, los bienes y servicios disminuyen en el precio, pero al mismo tiempo el costo para la producción de estos bienes y servicios tiende a disminuir proporcionalmente, sin afectar efectivamente los beneficios. La deflación de precios fomenta un aumento del acaparamiento, por lo tanto, de ahorro, que a su vez tiende a reducir las tasas de interés y aumenta los incentivos para que los empresarios inviertan en proyectos de más largo plazo.

Por favor escarbe más en: https://en.bitcoin.it/wiki/Controlled_supply

Es evidente que los gobiernos y los bancos centrales lo pueden odiar bastante, pero parece que no podrán hacer nada al respecto… a menos que estén preparados para:

  1. Cerrar la Internet permanentemente.
  2. Meterse en el juego como ya algunas entidades lo están estudiando y experimentando.