Economics,  Filosophy,  Politics

El estado monárquico

Aristóteles también sostenía, en su política, que el estado monárquico es el más perfecto, porque en los demás hay varios que gobiernan: lo mismo que un ejército, que es conducido por un jefe capaz, triunfa mucho mejor que la que es mandada por un número.

Lo mismo ocurre, observa, con el Estado: mientras los diputados, o los principales de una república, emplean su tiempo en reunirse y deliberar, un monarca ya ha tomado asiento y ejecutado sus designios.

A los gobernantes de una república no les importa arruinarla, con tal de que se enriquezcan, se albergan celos, se forman partidos, y al fin la república no puede escapar a la ruina: en lugar de lo cual, en la monarquía, el príncipe tiene otros intereses que los de su estado, para que siempre esté floreciendo.

—Fenelon, M. De La Motte, Las vidas de los filósofos antiguos.

es.wikipedia.org
es.wikipedia.org